¿Es posible una negociación para el Labo?