Maravall retrocede pero es necesaria la unidad para vencer