No al juicio político de la okupación